Aquietar la mente

Visualización para aquietar la mente

Visualización para aquietar la mente

7Añadir al carrito

PRÓXIMAMENTE DISPONIBLE

La propuesta de esta visualización es aquietar tu mente cuando se encuentra desbordada por pensamientos o emociones que te asaltan sin parar. En oriente se le llama «la mente de mono», porque como el simio va saltando de un lugar a otro sin parar, de rama en rama, de una cosa a otra, con el agotamiento y ansiedad que esto provoca.

Con la práctica de esta visualización, vas a favorecer que los pensamientos, las emociones, los recuerdos y las sensaciones pasen a un segundo plano y, poco a poco, vayan perdiendo su efecto sobre ti, dando lugar a un espacio seguro de calma y reposo físico y mental.

Una vez que interiorizas la experiencia y el arquetipo utilizado para esta visualización, podrás desencadenar muchos de los beneficios de esta práctica con el hecho de traer simplemente la imagen del arquetipo a tu mente.

Según las pruebas neurocientíficas realizadas por Anil Seth (profesor británico de neurociencia cognitiva y computacional en la Universidad de Sussex), el cerebro se activa del mismo modo en “lo real” y en lo “creado”. Es decir, que una visualización imaginada de un suceso conecta las mismas áreas neuronales que el suceso real. Aprovechemos esta ventaja a nuestro favor.

Qué incluye el audio

Una visualización guiada en español. El contenido está enfocado en manejarnos en reducir el «parloteo» mental, permitiendo disfrutar del momento presente, alejado del inmutable pasado o el incontrolable futuro. En esencia, esta visualización te concede la oportunidad de aquietar tu mente a través de este viaje.

↑ VOLVER AL MENU

Beneficios

Ayuda en la concentración.
Reduce la ansiedad.
Mejora tu auto-conocimiento.
Ayuda a dirigir la atención.
Favorece la creatividad.
Amplía tu capacidad para encontrar soluciones.
Ayuda en la regulación emocional.

↑ VOLVER AL MENU

Evidencia científica

Según los trabajos realizados por el psiquiatra de la Universidad de Harvard Srinivasan Pillay, cuando visualizas levantar la mano derecha, estimulas la misma parte del cerebro que se activa cuando realmente levantas tu mano derecha. Este suceso de activación cerebral que se produce cuando visualizas una acción y cuando la realizas se ha demostrado ya ampliamente en la literatura y comunidad científicas.

Los estudios del doctor Pillay también muestran el sorprendente ejemplo de cómo la visualización aumenta la activación cerebral y ayudan en los accidentes cerebrovasculares. Cuando una persona sufre un derrame, la sangre no puede llegar al tejido dañado con oxígeno y nutrientes, y ese tejido muere. Esta muerte se propaga al área circundante que ya no recibe la sangre. Sin embargo, si una persona con este derrame imagina mover el brazo o la pierna afectada, aumenta el flujo sanguíneo cerebral al área afectada y se salva el tejido cerebral circundante.

Así, imaginar mover una extremidad, incluso después de que se haya paralizado tras un derrame cerebral, aumenta el flujo sanguíneo cerebral lo suficiente como para disminuir la cantidad de muerte tisular. Este es un indicador muy claro del poder de la visualización.

Por otra parte, el ejercicio con visualizaciones permitió a los gimnastas masculinos de la Universidad de Stanford ejecutar por primera vez varios ejercicios complejos en los que habían estado trabajando durante más de un año. La visualización funcionó porque disminuyó la ansiedad y aumentó el enfoque en lo que realmente importaba, terminando por ofrecer los resultados deseados.

Como ves, la aplicación de la visualización es de lo más amplia. En este caso trabajaremos sobre las emociones y pensamientos para ayudarte en su regulación.

↑ VOLVER AL MENU

Acceso inmediato

Solo con tú nombre y tu email

7Añadir al carrito

PRÓXIMAMENTE DISPONIBLE

Requisitos

Conexión a internet
Móvil, tablet u ordenador
Navegador móvil recomendado: Google Chrome
Es recomendable, que NO necesario, realizar esta meditación con auriculares

↑ VOLVER AL MENU

Contenidos

Antes de realizar esta visualización, desactiva las notificaciones de tus dispositivos, evita interrupciones y encuentra una posición cómoda preferiblemente no tumbada.

Es probable que tu temperatura corporal descienda un poco durante la práctica, por lo que es recomendable que dispongas de alguna prenda para cubrirte en caso necesario.

Puedes colocarte en una postura sentada. Procura no dormirte durante el ejercicio, aunque si te duermes no pasa nada, podrás volver a retomar esta visualización en otro momento, tantas veces como desees. Recuerda que no es una relajación, por lo que no deberíamos tomarnos esta licencia de caer dormidos. Por eso te animo a realizarlo en una postura sentada.

Afloja cualquier prenda de la que sientas presión, alinea tu cabeza con el tronco, apoya tu lengua en el paladar y coloca las piernas paralelas. Haz una serie de respiraciones profundas antes de comenzar y mantén tu espalda recta, es importante.

Ahora ya puedes darle al botón para iniciar el audio hacia tu visualización…

Acceder